Arquitectura Sostenible: Materiales que ayudarán a reducir el impacto ambiental en tu obra

Hoy en día, la demanda de empresas que cumplan con protocolos de seguridad tanto para los trabajadores como para el medio ambiente, ha crecido considerablemente. Garantizar un cambio y mejora en el comportamiento ambiental de infraestructuras y edificios es de suma importancia.

 

Luego de cumplir con todo el proceso de construcción de un edificio, por ejemplo, se sabe que todavía hay un gran consumo de recursos naturales. Es por ello que se ha fomentado la aplicación de una arquitectura sostenible. La cual tiene muy en cuenta el consumo de estos recursos antes y después de la creación e implementación de una obra. Además, respeta el entorno donde se desarrolla el proyecto.

 

Para consumir de forma responsable durante una obra ¿Qué tipo de productos se eligen?

 

Durante el desarrollo del proyecto, los materiales ecológicos son aquellos que para su fabricación, colocación y mantenimiento se ha seguido procesos de bajo impacto ambiental, deben ser duraderos y reutilizables. Además, la adquisición de estos materiales debe ser de procedencia local.

 

Estos materiales deben ser naturales como la tierra, madera, corcho, adobe, entre otros. Los cuales son productos que no necesitan de ninguna alteración con el frío, la humedad o el calor.

 

Con respecto a los materiales tecnológicos, en la arquitectura sostenible, se implementan como elementos que aporten al medio ambiente, Por ejemplo, los paneles solares, que reducen el consumo de electricidad. Deben tener una alta durabilidad y, a largo plazo, tenga un coste medioambiental mucho menor.

 

 

¿Qué materiales sostenibles son los más usados?

 

En la actualidad el material ecológico para construcción más usado es la madera. Pues, este tiene un menor impacto ambiental, durante su producción y ciclo de vida. Por otro lado, un material sostenible para aislamientos es la celulosa. No genera residuos y regula perfectamente la temperatura.

 

Otros materiales se reutilizan residuos de distintos sectores. Por ejemplo, residuos de canteras como el mármol. También se utilizan residuos de procesos industriales como cenizas o lodos.

 

Existen otras técnicas para generar materiales de bajo impacto ambiental, como, por ejemplo, la fabricación de hormigón con caucho reciclado, restos de madera y corcho. Sobre todo, las fibras vegetales que mezcladas con cemento ayuda más como un aislante.

 

Y ¿Qué opinas? ¿Se debería invertir más en materiales de poco impacto ambiental?

 

Fuentes:

https://www.sostenibilidad.com/ https://www.arkialbura.com/

 

Comentarios recientes
5/5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, somos INAR.
¿En qué podemos ayudarte?